NUEVAS TENDENCIAS EN EL SECTOR INMOBILIARIO

Ahora la tendencia es ofrecer al cliente más de lo que espera. Debe ser mimado individualmente y tratado con confidencialidad y rigurosidad. El objetivo es muy concreto: profesionalizar el sector hasta el punto de estudiar la creación de nuevas titulaciones profesionales especializadas en todos los procesos de la compra, venta o arrendamiento de alguna propiedad.

Hasta hace muy pocos años, era impensable que cualquier persona pudiera visitar virtualmente un inmueble desde su vivienda familiar o su lugar de trabajo, solicitar una visita al mismo sin descolgar el teléfono y asumir siquiera un compromiso moral con el agente, constatar su capacidad de endeudamiento o seleccionar una variedad de viviendas interesantes. Hoy todo eso está al alcance de cualquier comprador o arrendador. Asi el propietario que decide acudir a una compañía inmobiliaria puede disfrutar de más servicios aún para promocionar su inmueble. Puede, verificar cuántas inserciones publicitarias ha realizado su asesor inmobiliario, en qué medios, qué dicen los posibles compradores y en qué momento visitan su vivienda, más información y claridad en la gestión. En definitiva, los servicios de calidad son objetivos de las empresas de asesoramiento inmobiliario que, aprovechándose de su experiencia de calle, han desarrollado potentes herramientas de gestión informática para una sociedad dinámica, formada y exigente.

Este es el momento de propiciar una revolución sin perder la referencia del receptor de los servicios, del comprador, vendedor o arrendador de la propiedad inmobiliaria como protagonista de las nuevas tendencias en servicios inmobiliarios.